Las abejas, un papel fundamental en la polinización de cultivos

Desde tiempos inmemoriales, las abejas juegan un papel muy importante en la polinización de cultivos, algo fundamental para que las plantas en flor produzcan semillas y frutas. El intercambio de polen entre las flores tiene como finalidad la reproducción, convirtiéndose en una fase fundamental para el mantenimiento de la vida en la tierra.

La importancia de las abejas en la polinización de los cultivos

La polinización es un proceso de gran importancia que tienen las plantas, en la que se traspasan los granos de polen de los estambres al estigma de la propia planta o a otra que sea de la misma especie. En este caso, y por razones lógicas, para la reproducción de las plantas se necesita un intermediario que se encargue de la polinización: las abejas.

Hay que destacar que, alrededor de un 70% de los cultivos que se consume en el mundo, necesita de la polinización de las abejas. Se puede decir que son las que mejor hacen esta labor, mucho mejor que cualquier otro insecto o pájaro, lo que hace que tengan tanta importancia en la reproducción de muchas de las plantas de cultivo que hay en el mundo.

Esta es una de las principales razones por las que es necesario proteger su forma de vida y también a ellas, porque de ellas dependen muchos de los cultivos que hay hoy en día. Aunque no lo parezca, hoy no hay tantas abejas como había anteriormente, por eso es vital su protección para que el ciclo de la polinización siga produciéndose.

Ahora ya sabes un poco más sobre la importante labor que tienen estos insectos, la cual no se limita únicamente a producir miel, porque es algo con lo que el ser humano podría vivir, pero no sin su trabajo tan importante con los cultivos en todo el mundo.

Leave a Comment

Usamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies